Neurocirugía Funcional

La neuroestimulación, incluye una variedad de procedimientos neuroquirúrgicos que consisten en la implantación de sistemas que tienen en común tres partes fundamentales: un electrodo implantado en la estructura nerviosa a estimular, unos cables de extensión que se ubican subcutáneos y comunican las otras dos partes y una batería, pila o generador de pulso, también conocida como marcapasos neuronal, que es el que envía la energía para causar la estimulación eléctrica en el área de implantación del electrodo. Las enfermedades que se tratan con neuroestimuladores, son patologías de difícil manejo y que no han mejorado con los tratamientos tradicionales, farmacológicos, terapias o incluso procedimientos quirúrgicos convencionales.

Existen diversos tipos de neuroestimuladores: cerebrales profundos, de la corteza cerebral, espinales en todos los niveles, es decir, cervicales, dorsales, lumbares o sacros. También de nervio vago, de nervio periférico, de nervio frénico o diafragmático, de nervio hipogloso, entre otros.

Tradicionalmente, los movimientos anormales han sido una de las patologías que más se ha beneficiado de los neuroestimuladores, entre ellos el temblor esencial, la enfermedad de Párkinson, las distonías y otros temblores o posturas anormales de diversas etiologías. Otras condiciones tales como, el trastorno obsesivo compulsivo, la depresión, la agresividad extrema refractaria, el Tourette, las adicciones, la epilepsia y el hipo, también el dolor crónico refractario por síndrome doloroso regional complejo, síndrome posquirúrgico, angina refractaria, dolor talámico o post stroke, posherpético, neuropatía por arma de fuego, miembro fantasma, enfermedad arterial obstructiva crónica, lesiones de plexos, de nervio pudendo y dolor pélvico, entre otras enfermedades.

Este programa inició en 2010 con la realizacón de protocolos y la logística para la implementación del servicio. En 2012 se realizó la primera cirugía y hasta octubre de 2020, se han realizado 341 en total, con un grupo multidisciplinario de 43 especialistas que aplican con rigurosidad los criterios de selección del paciente para cirugía, participan en el procedimiento y hacen el seguimiento para programación y modificación de los neuroestimuladores.

Aspectos destacados

  • El equipo de especialistas realiza un continuo seguimiento al proceso posoperatorio de cada uno de los pacientes intervenidos con neurocirugía funcional, haciendo rehabilitación biopsicosocial y brindando un acompañamiento al paciente, su familia y cuidadores.

  • Contamos con infraestructura hospitalaria de alta complejidad, además de un equipo multidisciplinario con formación nacional y en el exterior. 

Portafolio de servicios
  • Estimulación cerebral profunda.

  • Estimulación espinal.

  • Estimulación cortical.

  • Estimulación del nervio vago.

  • Estimulación del nervio occipital y frontal. 

  • Estimulación de raíces sacras (Interstim y SARS).

  • Implantación de bombas de baclofeno intraventriculares y espinales.

  • Estimulación de nervio hipogloso.

  • Estimulación diafragmática y de nervio frénico.

  • Radiocirugía.

Ayudas diagnósticas
  • Radiografía simple.

  • Tomografía.

  • Resonancia magnética de 1.5 y 3 Teslas.

¿A qué pacientes se les realiza esta cirugía?

La estimulación cerebral profunda (DBS, sigla que corresponde en inglés a deep brain stimulation) se le realiza a pacientes con las siguientes patologías:

  1. Enfermedad de Párkinson.

  2. Distonía.

  3. Temblor esencial.

  4. Temblor rubral.

  5. Agresividad extrema crónica refractaria.

  6. Trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

  7. Depresión mayor crónica refractaria.

  8. Dolor talámico.

  9. Dolor post stroke.

  10. Epilepsia.

  11. Alzheimer bajo protocolo de investigación y comité de ética.

  12. Síndrome de Tourette crónico refractario (tics).

  13. Esquizofrenia crónica refractaria.

  14. Anorexia nerviosa crónica refractaria.

  15. Otros trastornos del movimiento, enfermedades psquiátricas, adicciones y dolores.

La estimulación espinal a: 

  1. Síndrome doloroso de columna posquirúrgica.

  2. Síndrome doloroso regional complejo.

  3. Síndrome doloroso por neuralgia causada por arma de fuego.

  4. Síndrome doloroso por neuralgia posherpética.

  5. Síndrome doloroso por lesión de plexo braquial y otros plexos.

  6. Síndrome doloroso por enfermedad arterial obstructiva crónica.

  7. Síndrome doloroso por angina refractaria.

  8. Síndrome doloroso anal y rectal por lesión del nervio pudendo.

  9. Síndrome doloroso por miembro fantasma.

  10. Otros síndromes dolorosos.

La estimulación cortical a:

  1. Neuralgia del trigémino.

  2. Anestesia dolorosa.

  3. Dolor por deaferentación.

  4. Otros dolores faciales.

  5. Otros síndromes dolorosos.

La estimulación del nervio vago a:

  1. Epilepsia refractaria.

  2. Depresión mayor crónica refractaria.

  3. Hipo crónico refractario.

La estimulación del nervio occipital y frontal a: 

  1. Migraña crónica refractaria.

La estimulación de raíces sacras (Interstim y SARS) a:

  1. Compromiso refractario en la continencia urinaria.

  2. Compromiso refractario en la continencia urinaria, fecal y función sexual.

La implantación de bombas de baclofeno intraventriculares y espinales a:

  1. Espasticidad.

La estimulación de nervio hipogloso a:

  1. Apnea del sueño crónica refractaria.

La esimulación diafragmática y de nervio frénico a:

  1. Trauma raquimedular, cervical alto con parálisis respiratoria.

  2. Otras lesiones del frénico o del diafragma de diversas etiologías.

La radiocirugía a:

  1. Neuralgia del trigémino y otros síndromes dolorosos.

  2. Temblor esencial y otros temblores.

  3. Tumores residuales.

  4. Malformaciones arteriovenosas y otras anomalías vasculares específicas.

Grupo médico

El equipo de trabajo de Neurocirugía Funcional del Hospital San Vicente Fundación se caracteriza por ser un grupo multidisciplinario conformado por aproximadamente 43 especialidades como: neurología, neurología de movimientos anormales, neurología epileptología, neurología infantil, neurología de sueño, psiquiatría, psiquiatía infantil, neuropsiquiatría, urología funcional, toxicología, medicina física y rehabilitación (fisiatría), neurofisiología, anestesiología, neuroanestesiología, genética, psicología, neuropsicología, psicología cognitiva, o conductual, psicología clínica, psicología en terapia de familia, medicina en terapia de familia, trabajo social, terapia física, terapia ocupacional, terapia del lenguaje, terapia de piso pélvico, enfermería, instrumentación quirúrgica, neurocirugía infantil, neurocirugía de columna y neurocirugía funcional entre otros, quienes se encargan de aplicar los criterios de selección para determinar si el paciente es buen candidato y se beneficia para cirugía en el momento o amerita optimización farmacológica o de los tratamientos actuales, participar en la cirugía y hacer el seguimiento posterior al procedimiento quirúrgico.

Los especialistas que hacen parte de este servicio tienen una alta calidad humana y académica. Algunos han realizado estudios formales en Canadá, Estados Unidos, España, Inglaterra, México, Brasil, Argentina, entre otros países; títulos que fueron homologados con el Ministerio de Educación Colombiano.

 

Infraestructura física y tecnológica

Se cuenta con tecnología de alta complejidad para realizar estos procedimientos, lo que hace que el hospital esté a nivel de los grandes centros de Neurocirugía Funcional del mundo; por ejemplo, contamos con un resonador de 3 Teslas compatible con el software de neurofuncional Surgiplan y el marco estereotáctico Leksell, por lo cual es posible realizar una resonancia cerebral el mismo día de la cirugía para la planeación, y al final del mismo día para verificar la ubicación óptima de los electrodos. Así mismo, se realiza microregistro neuronal optimizando aún más la posición de los electrodos.

Logros

  1. El grupo de neurocirugía funcional ha logrado establecerse en el medio académico, de investigación y hospitalario de una manera sólida y confiable.

Indicadores

  • Estimulación cerebral profunda: 180 pacientes

    Por enfermedad de Párkinson: 108

    Por distonía: 25

    Por temblor esencial: 10

    Por agresividad extrema refractaria: 18

    Por trastorno obsesivo compulsivo (TOC): 3

    Por depresión mayor refractaria: 3

    Por epilepsia: 9

    Por dolor talámico: 2

    Por enfermedad de Alzheimer: 1

    Por temblor rubral: 1

     

  • Pilas estimulación cerebral profunda recambio: 36 pacientes

    Estimulación espinal (todos por dolor): 62 pacientes

    Por síndrome doloroso regional complejo: 17

    Por síndrome poslaminectomía dolor crónico: 34

    Por neuralgia causada por herida con arma de fuego: 2

    Por neuralgia posherpética: 2

    Por dolor causado por lesión de plexo braquial: 1

    Por enfermedad arterial obstructiva crónica: 1

    Por dolor anal y rectal por lesión del nervio pudendo:

    Por angina refractaria: 4

     

  • Pilas para estimulador espinal recambio: 13 pacientes

    Estimulación cortical: 3 pacientes

    Por neuralgia del trigémino: los tres

  • Pilas para estimulador cortical recambio: 2 pacientes

    Estimulación del nervio vago sistema completo: 7 pacientes

    Por epilepsia refractaria: 6

    Por hipo refractario: 1

  • Pilas para estimulador vago recambio: 14 pacientes

    Estimulador occipital: 2 pacientes

    Por migraña: los dos

  • Estimulador Sacro - Interstim: 4 pacientes

    Por compromiso de esfínter vesical: los cuatro

  • Estimulador de raíces sacras anteriores (SARS): 2 pacientes

  • Bombas de baclofeno: 4 pacientes

    Por espasticidad: los cuatro

  • Radiocirugías: 12 pacientes

Información de contacto:

Hospital Medellín

El ingreso al programa es a través de una cita con neurocirugía funcional, doctora Adriana Lucía López Ríos en la sede Rionegro o Medellín. Remitido por: alguna de las especialidades, médico general o por decisión propia del paciente, con orden de la entidad de salud, eps, medicina prepagada, póliza o particular.

Ubicación dentro del hospital: las citas se realiza en el área de Consulta Externa, consulta del Bloque de Pensionados, medicina física y rehabilitación, pediatría y así sucesivamente en cada uno de los servicios.

Se realizan todas las consultas multidisciplinarias por las diversas especialidades, tanto prequirúrgicas como de seguimiento posoperatorio, o cuando se ha decidido continuar con manejo médico.

Horarios: lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m. Se realizan jornadas especiales ocasionales por grupos poblacionales o patologías específicas, sábados, domingos y festivos.

Teléfonos: (57) 320 746 0379, (57 4) 444 15 24

Correo electrónico: adrianalucia.lopezrios@sanvicentefundacion.com

procedquirurgicos@gmail.com

 

Hospital Rionegro

El ingreso al programa es a través de una cita con neurocirugía funcional, doctora Adriana Lucía López Ríos en la sede Rionegro o Medellín. Remitido por: alguna de las especialidades, médico general o por decisión propia del paciente, con orden de la entidad de salud, eps, medicina prepagada, póliza o particular.

Ubicación dentro del hospital: la consulta externa se realiza en el área Hlínica Día, Torre A - Piso principal 

Se realizan todas las consultas multidisciplinarias por las diversas especialidades, tanto prequirúrgicas como de seguimiento posoperatorio, o cuando se ha decidido continuar con manejo médico. En esta sede de alta complejidad se llevan a cabo todas las cirugías.

Horarios: lunes a viernes de 7:00 a.m. a 5:00 p.m. Se realizan jornadas especiales ocasionales por grupos poblacionales o patologías específicas, sábados, domingos y festivos.

Teléfonos: (57) 320 746 0379, (57 4) 444 15 24

Correo electrónico: adrianalucia.lopezrios@sanvicentefundacion.com

procedquirurgicos@gmail.com

Servicios relacionados

neurocirugía de columna y nervio periférico

La neurocirugía de columna compleja consiste en una serie de procedimientos...

¿Quieres ser patrocinador de nuestros eventos?

Haz clic aquí
Familia